Los sistemas digitales directos producen una imagen inmediata, incrementando el rendimiento de salas y equipos. En cuanto a la calidad de imagen, la resolución de contraste es muy superior a la de los sistemas convencionales, con menor dosis de radiación debido a la eficiencia de los detectores que además permiten una reducción directa de los costos.

Mostrando los 5 resultados